¿Son difíciles las oposiciones a bombero?

son-dificiles-las-oposiciones-a-bombero
¡Acepta el reto de convertirte en héroe!
Te ayudamos a preparar tus oposiciones

"*" señala los campos obligatorios

Hidden
Por favor, escribe un número entre 18 y 90.
Hidden
Hidden
¿Qué academias te gustaría que te informasen sobre tus oposiciones?*
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden

14 de febrero de 2024

Muchos piensan que son difíciles las oposiciones a bombero, pero ¿es eso cierto?

En este artículo analizamos a fondo el proceso selectivo, ofreciéndote datos objetivos para que puedas llegar a tus propias conclusiones.

Además, te daremos las claves para maximizar tus opciones de aprobar.

¿Realmente son difíciles las oposiciones a bombero?

Desde luego, las oposiciones de bombero tienen fama de difíciles.

Se dice que las pruebas físicas son ultra exigentes, que las plazas son escasas y la competencia, encarnizada.

Pero, ¿es eso cierto?

En buena medida, esa fama es merecida, aunque a veces se exagera el nivel de dificultad.

Obviamente, hay oposiciones mucho más difíciles que las de bombero. Lo que sucede es que, para este nivel de titulación, son unas de las más complicadas. Sobre todo en aspectos como las pruebas físicas.

De todos modos, con una buena preparación y la motivación adecuada, se pueden aprobar perfectamente.

Una dificultad justificada

Además de la necesidad de seleccionar entre un amplio número de aspirantes, el principal motivo que justifica la dificultad de las oposiciones de bombero es el tipo de funciones que deben desarrollar.

Así, se trata de enfrentarse a situaciones en las que es imprescindible contar con:

  • Unas capacidades físicas excelentes, ya que se requiere fuerza, agilidad y destreza. Por ejemplo, para desplegar y subir escaleras con rapidez y fiabilidad, rescatar personas o animales, transportar equipos pesados, etc.
  • Gran fortaleza psicológica, para actuar fríamente en situaciones de estrés, tomar decisiones en cuestión de segundos, afrontar pérdidas o fracasos, etc.

De todos modos, esta es también una profesión muy vocacional. Así, aunque es difícil ser bombero, también puede ser una de las profesiones más gratificantes.

¿Por qué son difíciles las oposiciones de bombero?

Los principales factores de dificultad de las oposiciones de bombero son los siguientes:

Pruebas físicas

Como decíamos, esta es la principal razón por la que se afirma que son difíciles las oposiciones de bomberos.

Aunque cada convocatoria puede ser distinta, algunos de los ejercicios habituales son los siguientes:

  • Carrera de velocidad, que puede ser de 60, 100 o 200 metros lisos.
  • Carrera de resistencia: habitualmente de 1.000 metros lisos.
  • Natación o buceo en piscina, sobre una distancia de 50 o 100 metros.
  • Trepa de cuerda, todo un clásico en las oposiciones de bomberos.
  • Salto vertical.
  • Salto horizontal.
  • Dominadas o flexiones.
  • Press de banca, aunque no sea habitual.
  • Prueba de claustrofobia (desplazamiento por el interior de por un tubo).
  • Ejercicio de equilibrio sobre barra.
  • Course navette.
  • Subida de torre.

Tienes más detalles en el artículo que dedicamos a analizar a fondo las distintas pruebas físicas de bombero.

Por supuesto, además de la dificultad propia del ejercicio, lo más relevante son las marcas exigidas para superarlo.

De ahí que el entrenamiento físico sea una pieza esencial dentro de la preparación de estas oposiciones.

Pruebas psicotécnicas

Los ejercicios de tipo psicotécnico y de personalidad también pueden ser difíciles en las oposiciones de bomberos.

Como decíamos, el autocontrol psicológico y la resistencia al estrés son cualidades muy necesarias en estos profesionales.

De ahí que los test que se incluyen en el examen de bomberos tengan una cierta dificultad.

De todos modos, como sucede con las pruebas físicas, estos test pueden y deben entrenarse. El gran error es pensar que, porque no haya un temario que memorizar, no debería prepararse la parte psicotécnica.

Número de plazas

Suele decirse que otro gran factor de dificultad de las oposiciones de bomberos es la escasez de plazas convocadas.

Esta afirmación tiene parte de razón, pero es necesario matizarla:

  • Es cierto que la mayoría de convocatorias ofrecen pocas plazas, salvo en grandes ciudades o en algunas diputaciones y comunidades autónomas.
  • Sin embargo, el número de aspirantes tampoco suele ser demasiado elevado, en términos relativos. Piensa en la competencia que puede haber en convocatorias estatales o autonómicas de auxiliares administrativos, por ejemplo, o en el ámbito sanitario.
  • Además, existe una gran variedad de entidades que convocan este tipo de plazas. Te encontrarás con oposiciones de bomberos en ayuntamientos, consorcios provinciales o comarcales, organismos autonómicos o estatales, etc.

De este modo, aunque los programas y exámenes sean ligeramente distintos, no tendrás que hacer muchas adaptaciones para presentarte a convocatorias de distintas entidades. Esto te permitirá multiplicar tus opciones de aprobar.

Permiso de conducir

Para algunas plazas de bombero, se exige contar con permisos de conducir C, D, E y autorización BTP, fundamentalmente para bombero-conductor.

Ahora bien, hay otras plazas en las que no se requieren.

Pruebas prácticas específicas

Aunque muchos procesos selectivos no las exigen, puedes encontrarte con oposiciones de bomberos en las que se ha de demostrar cierta capacidad de manejar equipos o realizar tareas específicas.

Por ejemplo:

  • Montar y desplegar mangueras.
  • Manejo de escaleras.
  • Uso de palas y otras herramientas.

De todos modos, no es habitual que se requieran conocimientos prácticos específicos.

Cómo aprobar las oposiciones de bombero sin que te resulte difícil

Si quieres maximizar tus opciones de conseguir plaza, ten en cuenta estas recomendaciones:

  • Empieza a prepararte con antelación suficiente. Tanto el estudio teórico como los entrenamientos psicotécnicos y físicos requieren un tiempo mínimo para alcanzar el nivel exigido.
  • Busca ayuda. Contar con el apoyo de una buena academia de bomberos te permitirá:
    • Disponer de un temario actualizado y de calidad.
    • Contar con el asesoramiento de expertos en la oposición, que podrán guiarte en la preparación y resolver todas tus dudas.
    • Acceder a materiales de práctica y realizar simulacros de los distintos ejercicios.
  • Prepara todas las pruebas. Trata de llevar en paralelo el estudio y preparación de los exámenes teóricos, psicotécnicos y pruebas físicas. Todos son necesarios para aprobar y todos requieren un entrenamiento constante y adecuado.
  • Respeta los períodos de descanso. Para tener un buen rendimiento, es imprescindible hacer pausas en el estudio teórico, descansar de los entrenamientos físicos y desconectar de la oposición al menos un día a la semana. De lo contrario, corres el riesgo de saturarte mentalmente, lesionarte o, en el peor de los casos, abandonar la oposición.

En definitiva, aunque puede decirse que las oposiciones de bomberos son difíciles, hay otras muchas con mayor nivel de dificultad.

Si tienes vocación y estás dispuesto a esforzarte en la preparación, podrás conseguir la plaza que tanto deseas.

Rubén Vizcaíno

«Licenciado en Derecho (rama económico-empresarial) y funcionario del grupo A1 en excedencia. Como redactor profesional, se especializa en el ámbito del empleo público y la formación online, trabajando para diversas empresas y universidades, además de desarrollar un proyecto propio en el mismo sector (SoloEduca).»
Compartir en