Mejores técnicas para estudiar las oposiciones a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad

Viste el uniforme de los valientes
Motívate, prepárate, ¡y consíguelo con la mejor academia!

"*" señala los campos obligatorios

Hidden
Por favor, escribe un número entre 18 y 90.
Hidden
Hidden
¿Qué academias te gustaría que te informasen sobre tus oposiciones?*
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden

17 de enero de 2024

Si estás empezando a preparar tus oposiciones para la Policía, la Guardia Civil, o, en general, para cualquier Cuerpo de seguridad, es posible que te sientas algo agobiado, tanto por la preparación que demandan estos procesos selectivos a nivel físico, como por la preparación teórica que exigen.

En este artículo te contamos cuáles son las mejores técnicas de estudio que podrás aplicar a la hora de hacer frente a este tipo de oposiciones.

¿Estás preparado? ¡Vamos allá!

Técnicas de estudio para preparar las oposiciones a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad: su importancia

Aunque, evidentemente, la aplicación de las diferentes técnicas de estudio no te garantizarán el aprobado, sí te ayudarán en tu camino. Antes de nada, has de saber que es posible que pruebes varias técnicas de estudio antes de encontrar la que mejor se adapta a tus necesidades.

A continuación te mostramos las principales ventajas de las que podrás beneficiarte si decides incorporar estas técnicas de estudio en la preparación de tus oposiciones a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad:

  • Te ayudarán a mejorar la comprensión en el momento en que leas el temario. Como sabrás en la mayoría de casos el formato de examen empleado es tipo test y en este caso, no sólo te servirá con memorizar el temario, has de comprender lo que estudias para evitar posibles errores de interpretación.
  • Optimizar el tiempo de estudio. Serás más productivo ya que recortarás tiempo en leer y releer cada párrafo.
  • Podrás implementar las técnicas que uses durante la preparación de la oposición  en el propio puesto de trabajo: aprender a subrayar, esquematizar o a elaborar resúmenes de calidad te puede resultar muy útil en tu día a día como funcionario.

Ahora que ya sabes por qué deberías considerar incluir alguna técnica de estudio en la preparación de tu oposición, te mostramos las principales para que puedas empezar a usarlas.

El método Cornell

Esta metodología fue desarrollada por la Universidad de Cornell en la década de los 40. Su precursor fue Walter Pauk, educador, profesor y escritor estadounidense y director del Centro de Estudio y Lectura de esta misma Universidad.

Pauk, dedicó parte de su vida a analizar las técnicas de estudio empleadas por sus alumnos así como la metodología que seguían para tomar apuntes. Tras recabar toda esta información escribió el libro «Cómo estudiar en la Universidad».

Así nace el método Cornell que no es más que un sistema para tomar apuntes, en el que se divide una hoja en 4 partes, estructuradas de la siguiente forma:

  • Título: escribe una descripción en la que se condense el tema principal del tema que estás estudiando.
  • Idea clave: aquí, tendrás que añadir conceptos o incluso alguna duda que tengas y que necesites aclarar más adelante
  • Notas: en este punto deberás añadir información más concreta como fechas relevantes, ejemplos, ideas importantes, ejemplos, etc.
  • Resumen: En este apartado se trata de esquematizar al máximo las ideas principales que has incorporado a tus notas. Trata de emplear tan solo un par de frases para resumir todas tus notas.

A continuación te mostramos cómo estructurar tus apuntes con el método Cornell:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Técnica pomodoro

Esta técnica fue desarrollada a finales de la década de los 80 por Francesco Cirillo. Cirillo tenía dificultades para concentrarse en sus estudios de Sociología siendo esta dificultad la principal motivación que le llevó a desarrollar su conocido método Pomodoro.

Esta técnica consiste en la división del tiempo en 4 fracciones de 25 minutos entre las cuales se intercalan descansos de 5 minutos. Cada sección recibe el nombre de pomodoro, de este modo, al completar 4 pomodoros se realiza un descanso más grande.

Método Leitner

Fue el científico alemán Sebastián Leiner quién en 1972 desarrolló esta técnica de estudio. El método Leitner consiste en repasar los contenidos estudiados a diferentes intervalos de tiempo, que se van ampliando progresivamente.

Con este método conseguirás refrescar lo que vayas aprendiendo, y fijarás los contenidos en la memoria de medio/largo plazo. Te recomendamos que incorpores esta técnica en tus repasos ya que gracias a ella mitigarás el impacto de la curva del olvido.

Para poder aplicar el método Leitner tendrás que echar mano de flashcards con conceptos clave del temario que posteriormente organizarás en cajas o archivadores siguiendo un orden específico. El orden en el que archivar las cajas con tus flashcards estará determinado por el dominio que tengas de cada uno de los conceptos incluidos en las flashcards De este modo, revisarás con menor frecuencia las tarjetas que ya hayas memorizado e irás  incorporando en los repasos diarios aquellos conceptos que todavía no hayas podido retener. 

Técnica Feyman

Richard Feyman es el precursor de esta metodología. Fue un físico y teórico que en 1965 recibió el Premio Nobel por su teoría sobre la Termodinámica Cuántica. Además Feyman fue profesor de física en el Instituto Tecnológico de California dónde era conocido por su habilidad para explicar teorías físicas complejas en un lenguaje sencillo y que facilitaba su compresnión por parte del alumnado. Es así como surge la técnica de estudio Feynman.

Esta metodología se basa en tratar de explicar un tema o sección de memoria como si se lo estuviésemos contando a otra persona.

Método Loci o Palacio de memoria

 Su origen se remonta a la Antigua Grecia y se atribuye su creación al poeta Simónides de Ceos.

Este método se basa en imaginarse un palacio con diferentes habitaciones y situar en cada una de ellas una imagen que vincularemos con aquello que queremos recordar. El objetivo que se persigue es hacer uso de las emociones creando imágenes absurdas o ridículas. De modo que cuánto más absurda sea la imagen que se cree , más difícil de olvidar resultará.

De esta manera, no solo se memoriza la información deseada, también se retendrá un orden específico que permitirá recordar de una forma clara y ordenada. Puedes aplicar el palacio de la memoria para memorizar conceptos clave como reglas gramaticales, listas, fechas, fórmulas, etc.

Ahora que ya conoces algunas de las técnicas de estudio más importantes, ¿te animas a incorporarlas en la preparación de tu oposición para los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad?

beatriz anido

Beatriz Anido Fanego

Socióloga y redactora especializada en artículos sobre oposiciones de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Con amplia experiencia en redacción de contenidos formativos en diferentes escuelas presenciales y a distancia.
Compartir en