Diferencia entre oposición y concurso-oposición: ¡te la mostramos!

Viste el uniforme de los valientes
Motívate, prepárate, ¡y consíguelo con la mejor academia!

"*" señala los campos obligatorios

Hidden
Por favor, escribe un número entre 18 y 90.
Hidden
Hidden
¿Qué academias te gustaría que te informasen sobre tus oposiciones?*
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden
Hidden

26 de marzo de 2024

Si quieres saber cuál es la diferencia entre una oposición y un concurso-oposición, estás en el lugar indicado. Como futuro opositor, es importante que conozcas el proceso de selección al que vas a presentarte, cómo funciona y cómo sacar el mayor provecho de las ventajas que se asocian a cada formato de selectivo.

A continuación te mostramos las diferencias que existen entre los dos modelos de selección que existen en España para acceder a la función pública.

¿Comenzamos?

¿Qué es una oposición?

El Real Decreto 364/1995 establece que el proceso de oposición no es más que un sistema por el que, mediante la superación de una serie de pruebas, se pretende seleccionar a los mejores candidatos para cubrir una serie de plazas que han sido convocadas de forma previa.

Este formato incluye pruebas diversas, que pretenden valorar tus conocimientos sobre un temario preestablecido, tus aptitudes para el puesto y tu condición física .

En lo que respecta a la prueba teórica, ésta suele consistir en un formulario tipo test en el que se estipula un tiempo determinado para responder a una serie de preguntas.  Las pruebas físicas suelen ser exigentes y varían en función del Cuerpo y puesto al que se quiere acceder. Por otro lado, también tendrás que superar un test psicotécnico y una prueba médica.

La oposición selecciona a los aspirantes basándose únicamente en la superación y puntaje obtenido en las pruebas propuestas.

¿Qué es un concurso-oposición?

En el concurso-oposición se combina la superación de una serie de pruebas con la valoración de méritos.

Por tanto, para superar un proceso selectivo de concurso-oposición, además de superar las pruebas, tanto teóricas como prácticas que se propongan, deberás disponer de experiencia laboral, formación adicional, publicaciones, etc. que sumen puntos al baremo.

Aunque este proceso selectivo es más completo también dificulta el acceso por parte de los candidatos a las plazas convocadas. Piénsalo, si dispones de una amplia experiencia profesional, es posible que sea más sencillo para ti conseguir tu propósito y conseguir una de las plazas a cubrir, pero si eres una persona joven, es probable que no tengas apenas una trayectoria en el plano laboral y, en este aso, será más dificultoso para ti conseguir una de las plazas.

Pese a que la superación de los exámenes y pruebas no sea lo único que determine el acceso al puesto, sigue siendo indispensable superarlas todas.

En el concurso-oposición, la puntuación por méritos dependerá de la convocatoria, y estará regulada por la Ley del EBEP que garantiza que este equilibrio se cumpla.

¿Es lo mismo concurso-oposición y concurso?

El concurso y el concurso oposición serían prácticamente lo mismo, con la única diferencia de que en este proceso la fase de oposición estaría excluida. Estos procesos se aplica, sobre todo, a procesos de promoción interna.

Suele ser muy útil para la asignación de puestos que demandan un conocimiento profundo de la organización y sus procedimientos, ya que se pretende comprobar que los candidatos ya disponen de una base de conocimientos y experiencia sólidos que pueda ser relevante para el trabajo.

Otras fórmulas para conseguir una plaza de funcionario

Llegados a este punto, es posible que te estés preguntando si existe alguna opción para acceder a un puesto en la función pública sin necesidad de realizar una prueba previa. En este caso te mostramos algunas de las alternativas que existen:

  • Puedes acceder a una posición de funcionario cubriendo una plaza de interino. En este artículo, te contamos cómo ser policía local interino en detalle, por si es de tu interés.
  • Una alternativa es la de convertirse en personal laboral. En este caso la contratación la realizan las Administraciones públicas a través de contratos laborales regulados por el Estatuto de los Trabajadores, que se rigen por la normativa laboral general.
  • Otra opción es la de ser personal eventual, en este caso, los empleados públicos han sido nombrados de modo discrecional para ejercer una serie de funciones especiales o de asesoramiento dentro del aparato administrativo del Estado.

A continuación, te mostramos una tabla resumen para que puedas ver todas las opciones que tienes para acceder a un puesto en la Administración Pública:

Aspecto Oposición Concurso-Oposición Concurso
Definición Sistema de pruebas para seleccionar candidatos para plazas preestablecidas. Combinación de pruebas y valoración de méritos para seleccionar candidatos. Valoración de méritos para asignar puestos, sin pruebas de oposición.
Pruebas Teóricas, prácticas, físicas, psicotécnicas y médicas. Teóricas, prácticas, físicas, psicotécnicas y médicas. No incluye pruebas específicas, se basa en méritos.
Méritos No se consideran. Puntuación adicional basada en experiencia, formación, etc. Únicamente se evalúan méritos, sin pruebas de oposición.
Acceso a plazas Basado en la superación de pruebas. Dificultado por la necesidad de méritos adicionales. Depende únicamente de los méritos presentados.
Concurso sin oposición No aplica. Aplica a promoción interna. Puede ser una opción para ciertos puestos específicos.
Otras opciones No aplica. No aplica. Contratación como personal laboral o eventual.

Ahora que ya conoces la diferencia entre oposición y concurso-oposición, ¿a cuál te presentarás?

¡Ánimo y suerte!

beatriz anido

Beatriz Anido Fanego

Socióloga y redactora especializada en artículos sobre oposiciones de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Con amplia experiencia en redacción de contenidos formativos en diferentes escuelas presenciales y a distancia.
Compartir en